CÓLICO DEL LACTANTE

Cólicos del lactante

Muchos lactantes de menos de tres meses lloran intensamente, se ponen rojos y encogen las piernas, unas cuantas horas al día, sobretodo al anochecer. Es lo que se conoce como el “cólico del lactante”.  Exactamente no se sabe la causa de este llanto, y siempre se ha atribuido a dolor de barriga, lo más probable por inmadurez intestinal. O a la leche adaptada? O a la leche de vaca o el gluten que toma la madre, o a alún otroa alimento? El carácter del bebé?

Hay que pensar que alrededor de un 5% estos llantos van a estar relacionados con algún problema orgánico, como intolerancias, alergias o reflujo. A parte del llanto, entonces aparecen vómitos, estreñimiento, o deposiciones con sangre, reflujo excesivo, o estancamiento de peso. Ahí no se puede hablar de cólico y habrá que consultar con nuestro pediatra.

 

Para intentar prevenir la aparición de los cólicos, hay unas cuantas medidas que podemos aplicar:

– Alargar lo máximo posible el periodo de lactancia materna, que nos ayuda a que el intestino del bebé se colonice con flora intestinal adecuada.

Coger al bebé en brazos a menudo, incluso es recomendable el porteo para ir de paseo o para ir a hacer la compra… De hecho, en algunas culturas, donde las mamás portean a su bebé casi todo el día,  el cólico del lactante prácticamente no existe .

Alimentarlo A DEMANDA, tanto con pecho como con biberón. La Lactancia a demanda es esencial, entre muchas cosas, para que el bebé no coja aire ni coma con ansia, por ende coja aire, que irá a parar a su estómago y puedan aparecer los temidos cólicos.

– No hay que pautar un horario*. Si el bebé empieza a darnos señales de que tiene hambre, por ejemplo está inquieto, empieza a hacer ruiditos o gemiditos, debemos ofrecerle alimento. No hay que entretenerle con chupetes o con otras cosas porque “no le toca”, pues después el bebé después comerá con ansia o llorará por hambre y cogerá mucho aire, Es importante saber pues interpretar las señales del bebé para decirnos que tiene hambre, y desterrar el AÚN NO LE TOCA

– También nos puede servir de ayuda hacer masajes en la barriga o acudir a un fisioterapeuta, especializado en bebés y cólicos, pues puede mejorar diferentes tensiones intestinales, y movilizar los gases.

 

Pero …. ya Tiene el ataque de llanto inconsolable o cólico.

QUÉ HACER?!?!

– Lo primero de todo es calmarnos para transmitir calma

– Cogerlo enseguida en brazos.  Hablarle suavemente, cantarle…

– Colocarlo boca abajo, encima de nuestro antebrazo, y mecerlo así.

-Hacer cambio de brazos (de persona), si te estás poniendo nervios@

 

VOY AL PEDIATRA?

¿Y cuándo tengo que ir al pediatra?

Si llora de manera constante, inconsolable, y además hay fiebre, vómitos, dificultad respiratoria, cacas con sangre…. O ante cualquier duda…

Pediatria, Lactancia, BLW y más