BLW comparado con TRITURADOS

Os presento mis dos trabajos acerca de BLW, comparándolo con niños alimentados mediante triturados.

En el ultimo año he presentado dos trabajos en dos congresos pediátricos, habiendo sido premiados ambos.

 

“BLW versus triturados: problemas ponderales y de seguridad?. Premiado con el 2º premio de Comunicación Oral en el  31 Congreso de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria

                            

 

“Es seguro el método BLW? estudio comparativo entre niños alimentados mediante BLW o triturados”. Premiado a la mejor presentación oral de Atención Primaria en la XXIV Reunión Anual de la Societat catalana de Pediatria 2018.

 

En el trabajo se  pretendía comparar  si hay  diferencias de peso y talla, riesgo  de atragantamiento, y de reacciones alérgicas graves.

El trabajo se inició en enero 2016, y se cerró en junio  2017. El segundo trabajo se cerró en enero 2018.

El primer trabajo incluyó a  45 niños y niñas de 6 meses, haciendo un seguimiento hasta que cumplieron 18 meses. El segundo trabajo se amplió hasta 101 niños y niñas, y se añadieron más variables al estudio.

 

 

 

Como conclusiones:

NO hay diferencia estadísticamente significativa ni en peso ni tamaño, número de atragantamientos ni en reacciones alérgicas. Resultado similares a un estudio de Nueva Zelanda de 2016, con 200 niños. A destacar que el estudio de Nueva Zelanda, el autor del estudio decidía aleatoriamente quién daría Triturados y quien haría BLW. Por ese motivo hubo bastantes abandonos del BLW.

 

 

Tampoco hay diferencia en la edad del bebé cuando la madre  tenía que reincorporarse al mundo laboral, ni en la asistencia a la guardería, ni en la aparición de los primeros dientes.

 

 

En el segundo estudio se analizó más exhaustivamente componentes que pudiesen influenciar en la decisión de utilizar un método u otro para iniciar la alimentación complementaria. Y se vio que hubo diferencias significativas en el comportamiento con la lactancia materna.

 

En el grupo BLW, la media de duración de LM fue mucho más larga que en los niños que comían triturados (15 meses frente a 8 meses), y el porcentaje de niños que aún recibían LM a los 18 meses, con intención de continuar , era 75% en BLW y 25% en Triturados.

Finalmente las conclusiones sobre el objetivo principal del estudio, que eran determinar problemas de peso o de riesgo de atragantamiento y reacciones alérgicas, nos permiten decir que

 

el método BLW es un método seguro cuando es guiado, y que no conlleva estancamiento de peso.

Pediatria, Lactancia, BLW y más